Claves para evitar y solucionar atascos en la impresora

Por qué tu impresora se atasca, cómo evitarlo y algunos consejos sobre como proceder si el atasco ya se ha producido

atascos en la impresora

¿Por qué se atasca la impresora?

Es probable que te hayas formulado esta pregunta en más de una ocasión. Las impresoras pueden ser equipos delicados y parece que este tipo de contratiempos ocurren siempre en el momento más inoportuno. Para responder a la pregunta de por qué esto ocurre, hay que mencionar que existen cuatro tipos de atascos:

1. El “falso atasco”, que es cuando la pantalla de tu equipo te muestra el mensaje “atasco de papel”, cuando en realidad simplemente no quedaba papel bandeja, o no la cantidad suficiente.

2. La “alimentación múltiple”, lo que ocurre cuando tu impresora ha cogido más de una hoja a la vez y percibe que el grosor o longitud de lo que se ha alimentado es superior a la admitida.

3. El “soporte incorrecto”, con lo que nos podemos encontrar si el papel que introducimos no es apto para la impresión, lo que puede ocurrir si es de un gramaje superior o inferior a los límites establecidos por la impresora.

4. El “atasco acordeón”, que nos devuelve el papel arrugado, hecho un acordeón, lo que suele indicar habitualmente que el fusor está dañado o desgastado.

¿Cómo evitar que se produzcan estos atascos?

Algunos sencillos trucos pueden reducir la probabilidad de que nuestra impresora se atasque:

1. Usa siempre un papel adecuado para tu equipo: existen papeles específicos para láser, para tinta etc. Hay que intentar evitar el denominado “papel para todo tipo de uso”, o usar papel de gramaje superior o inferior al que admite nuestra impresora.

2. Se debe evitar también el uso de papel en mal estado (por ejemplo, con las esquinas dobladas o ligeramente arrugados o curvados).

3. No hay que superar el límite de capacidad. Las impresoras tienen una capacidad de alimentación de papel determinada y si la forzamos introduciendo un volumen mayor, aunque haya espacio y entre, puede quedar demasiado ajustado y acabar produciendo un atasco de papel en la entrada.

4. Para evitar el atasco producido por alimentación múltiple, podemos airear o sacudir un poco el papel; primero de un lado, luego del otro y finalmente dándole un pequeño golpe.

5. La impresora debe mantenerse limpia, ya que la suciedad interna dificulta el movimiento del papel y el trabajo de los rodillos, lo que suele derivar en atascos más frecuentes.

¿Y si la impresora ya está atascada?

Si el atasco ya se ha producido, se puede tratar de retirar el papel tirando siempre en dirección de los rodillos y en sentido de la alimentación para evitar que el papel se rompa. Si presentamos dificultades al tirar del papel, podemos ayudarnos girando muy suavemente los rodillos en el sentido de la alimentación, y en el caso de que la impresora sea láser, extraeremos el tóner para poder visualizar mejor el atasco de papel.

Si directamente no alcanzamos el papel atascado, podemos tratar de ayudarnos con un lápiz sin punta. Nunca hay que usar una punta afilada o de otro material, ya que eso podría dañar el equipo. Si el atasco se ha producido en la parte posterior del equipo y hay que moverlo para quitar el papel atascado, otra recomendación es que desconectemos el equipo para no tirar de los cables.

En todo caso, no se aconseja tratar de desmontar la impresora, a riesgo de provocarle daños irreparables y anular la garantía. Desde Telecon Printing Solutions, recomendamos acudir al servicio técnico, tanto en caso de no poder solucionar el atasco aún siguiendo estos pasos como para un correcto mantenimiento previo de la impresora, lo que de seguro reducirá las probabilidades de que estas situaciones sucedan.